Carrie ha vuelto

Y no, no es la Carrie de ‘Sexo en Nueva York’. Afortunadamente.

Adolescentes en un baile de fin de curso. Una chica atormentada por sus compañeros de clase. Nombrada reina del baile como parte de una broma cruel. La venganza servida por medio de la telekinesis. Sangre y más sangre y gritos y más gritos. ¿Quién no adora ‘Carrie’?

Esta semana por fin hemos podido ver el primer teaser tráiler del remake de Carrie que se estrenará en marzo de 2013. Si bien nos ha dejado con ganas de más, sí hemos podido ver que la película promete, y que al menos nos va a hacer olvidar ese horrible fiasco adolescente que fue en su día The rage: La ira (Carrie 2), una cinta totalmente innecesaria que trataba de subirse al carro del clásico de Stephen King y Brian De Palma.

Chloë Grace Moretz y Julianne Moore se han puesto a las órdenes de Kimberly Peirce, directora de la excelente Boys don’t cry y la olvidable Stop-Loss, para resucitar la película que aterrorizó a toda una generación. Shailene Woodley, nominada al Globo de Oro por su interpretación como la hija de George Clooney en Los descendientes, fue la primera elegida para interpretar a Carrie, aunque finalmente decidió rechazarlo. Otras jóvenes actrices consideradas para el papel fueron Haley Bennett (Tú la letra, yo la música), Dakota Fanning (The Runaways), Emily Browning (Sucker Punch) o Lily Collins (Blancanieves (Mirror, Mirror)).

Finalmente ha sido Chloë Grace Moretz la que se ha llevado el gato al agua. Tras sus memorables papeles como la combativa Hit-Girl en Kick-Ass (de la que ya se está rodando una segunda parte) o como la apática Carolyn Stoddard en Sombras tenebrosas, podemos esperar una interpretación a la altura de la que pudimos ver de mano de Sissy Spacek.

Aunque Jodie Foster fue una de las primeras opciones, será a la siempre fantástica Julianne Moore a la que veremos como Margaret White, la madre de Carrie. Vuelven también personajes míticos de la cinta original como Billy Nolan (interpretado en su día por un jovencísimo John Travolta), Sue Snell (Amy Irving en la versión de 1976) o la malísima Chris Hargensen.

La pregunta está en si este remake podrá igualar a la Carrie original, especialmente en lo que a guión se refiere. En la versión de Brian De Palma el texto estaba a cargo de Lawrence D. Cohen, que hizo una labor encomiable adaptando el inquietante libro de Stephen King. Cohen seguiría especializándose en el cine de terror como Historia macabra (1981) o It (1990), también basada en un libro de King. Fue incluso el encargado de escribir el guión que convirtió a Carrie en un exitoso y premiado musical de Broadway en 1988.

Del guionista de este remake, Roberto Aguirre-Sacasa, podemos decir que ha guionizado diversos episodios en series como Big love o Glee, además del corto paranormal Dark matters este mismo año. Con respecto a la banda sonora, serán las impecables composiciones de Marco Beltrami las que nos pondrán los pelos de punta en esta ocasión, sustituyendo al veterano (y todavía en activo) compositor Pino Donaggio.

El tiempo dirá si esta nueva Carrie está a la altura de la original. Por ahora Kimberly Peirce sólo ha podido confirmar que habrá más gore que en la versión original. Algo es algo.

Artículo publicado originalmente en Paperfront Magazine el 16 de octubre de 2012.

Periodismo | Comunicación | Social Media

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *