Fuera de plano

¿Qué ocurre entre bambalinas durante el rodaje de una película? ¿Cómo se consigue un determinado efecto ante la cámara? ¿O que un actor refleje una emoción en concreto durante una escena? ¿Qué estrella de Hollywood se quedó a las puertas de interpretar a un personaje que hoy forma parte de la cultura popular? ¿Cómo era la industria del cine en sus primeros años?

Del mundo del cine no sólo nos gustan las buenas historias, por eso hoy os traemos una pequeña recopilación de curiosidades y anécdotas del séptimo arte. Preparad las palomitas y… ¡acción!

– Los láseres azules que se utilizaron para alumbrar la cámara de huevos de la nave alienígena de Alien (1979) pertenecían a The Who, que los estaban probando para uno de sus conciertos en el plató contiguo.

– Richard Linklater decidió escribir el guión de Antes del amanecer (1995) basándose en una noche que había pasado recorriendo Philadelphia en compañía de una mujer a la que había conocido, Amy. A diferencia de la película, ellos sí mantuvieron el contacto durante un tiempo. Linklater no supo nada de ella durante años, ni siquiera tras el estreno de la película. Algún tiempo después se enteró de que Amy había muerto en un accidente de tráfico unos pocos años después de que se conocieran.

– Arnold Schwarzenegger decidió aceptar el papel protagonista de Desafío total (1990) porque le interesaba la idea de los viajes virtuales. La escena en la que el vendedor lo convence para realizar el viaje que nunca hizo es su preferida de toda la película.

– Con la llegada del cine sonoro, las estrellas que se había hecho famosas durante la época del cine mudo sentían pánico cada vez que tenían que grabar delante de un micrófono. En una ocasión se declaró fuego en los estudios de la Paramount, y la actriz Clara Bow huyó gritando “¡Por Cristo, espero que sea en el departamento de sonido!”.

– Durante el rodaje de Star Trek (2009), J.J. Abrams estaba decidido a que el saludo vulcaniano saliese a la perfección en pantalla, por lo que acabó pegándole los dedos con pegamento a Zachary Quinto.

– Después de rodar Sonrisas y lágrimas (1965) junto a Julie Andrews, Christopher Plummer dijo que trabajar con la actriz era “como ser golpeado en la cabeza con una carta de amor”.

loqueelvientosellevo

– Steven Spielberg decidió rodar la mayor parte de E.T., el extraterrestre (1982) teniendo en cuenta la altura visual media de un niño para que así el espectador pudiese conectar mejor con Elliot y E.T.

– La idea original de James Cameron en Terminator (1984) era que el personaje de Sarah Connor tuviese una vieja herida en la pierna de cuando practicaba patinaje artístico que había sido curada con dos pasadores quirúrjicos, y que el Terminator hubiese cortado las piernas de las dos primeras Sarah Connors en busca de la marca identificativa.

– Durante el rodaje de Evita (1996), Madonna lució 85 conjuntos, 139 sombreros, 45 pares de zapatos, 56 pares de pendientes y 42 peinados distintos.

– Katharine Hepburn ansiaba conseguir el papel de Escarlata O’Hara en Lo que el viento se llevó (1939), pero el productor David O. Selznick la rechazó diciéndole: “Sinceramente, no me imagino a Clark Gable persiguiéndote durante diez años”.

– La película satánica Incubus (1965), de Leslie Stevens, tiene el honor de ser la única de la historia del cine rodada en esperanto.

– Durante una proyección de Robocop (1987) en Sacramento, California, el sospechoso de un robo decidió esconderse en la sala de cine para huir de la policía. Se quedó tan absorto con la película en pantalla que no se dio cuenta de que se estaba evacuando a todo el mundo de la sala poco a poco. Cuando las luces se encendieron, el sorprendido ladrón fue detenido.

– Cuando Kim Novak le preguntó a Alfred Hitchock sobre su motivación en una escena concreta durante el rodaje de Vértigo (1958), el director le contestó: “No ahondemos demasiado profundamente en estos asuntos, Kim. Es sólo una película”. En otra ocasión, la actriz preguntó al legendario director cuál era su mejor perfil, a lo que Hitchcock respondió: “¡Querida, estás sentada sobre él!”.

– El maniquí del cuerpo de Sean Bean que se ve al final de El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo (2001) era tan convincente que un miembro del equipo técnico le preguntó a algunos de los actores mientras tomaba nota del almuerzo si su compañero iba a querer algo de comer.

– Durante el rodaje de la escena de la hoguera en Cuenta conmigo (1986) en la que Chris se derrumba emocionalmente, Rob Reiner estaba seguro de que River Phoenix podía hacerlo mejor. Así que le pidió que pensase en algún momento de su vida en el que un adulto en el que confiaba le hubiese defraudado profundamente y que utilizase esos sentimientos en la escena. Phoenix se entregó tanto en la siguiente toma, que es la que aparece en el corte final de la película, que tuvo que ser consolado después por el director.

– Balaban & Katz fue una de las primeras empresas en enriquecerse con la proyección de películas allá por 1917. Idearon también un curioso servicio de guardería durante las proyecciones por el cual los bebés se quedaban en la calle con sus carritos numerados aparcados en la acera. Si alguno de los pequeños lloraba demasiado, la dirección proyectaba una diapositiva en pantalla: “Madre número 47, su bebé está llorando”.

robocop

– Durante la preproducción de Showgirls (1995), los productores querían a Madonna en el papel de Cristal Conners y a Drew Barrymore en el de Nomi Malone.

– Hedy Lamarr se divorció de John Loder porque se durmió durante la proyección de una película suya. “Esto no estaba en los votos matrimoniales”, se quejó el actor a su relaciones públicas.

– Ryan Gosling se hizo con el papel protagonista de El diario de Noah (2004) porque su director, Nick Cassavetes, no quería a “un actor guapo”.

– Después del estreno de Top Gun (1986) la tasa de reclutamiento en la Marina estadounidense creció un 500%.

– Charlton Heston consiguió su paper del Moisés en Los diez mandamientos (1956) gracias a que se había roto la nariz cuando era estudiante. En su exhaustiva investigación previa al rodaje, Cecil B. DeMille descubrió que la estatua de Moisés hecha por Miguel Ángel tenía la nariz rota exactamente en el mismo sitio que Heston.

– Ridley Scott había vetado la idea de que Louise besase a Thelma al final de la película Thelma & Louise (1991), pero Susan Sarandon decidió hacerlo de todas formas sin decirle nada al director. Como era la última toma del último día de rodaje, Scott se vio obligado a incluir el beso en el metraje.

– En una ocasión Billy Wilder dijo de Audrey Hepburn: “Esta chica acabará consiguiendo que los pechos se pasen de moda”.

– Antes de comenzar el rodaje de Réquiem por un sueño (2000), el director Darren Aronofsky les pidió a Jared Leto y Marlon Wayans que evitaran el sexo y el azúcar durante un periodo de 30 días para así poder comprender mejor el ansia abrumadora de sus personajes.

– Luchino Visconti tenía fama de ser perfeccionista hasta la exasperación. Durante el rodaje de El gatopardo (1963) en un pueblo siciliano, el director se negó a rodar una escena al ver que algunas de las casas tenían antenas de televisión. A pesar de que podía haber filmado sin que se viesen, ordenó a su director artístico que las quitasen todas: “Cuando no estén, filmaremos. Hasta entonces, me encontrará en mi hotel”.

– Puesto que la película Halloween (1978) no fue rodada en orden cronológico, John Carpenter creó un ‘medidor del miedo’ para que Jamie Lee Curtis pudiese saber qué nivel de terror debía mostrar en cada escena.

– La escena de la crucifixión en Barrabás (1962) tiene una iluminación tan especial porque fue rodada al aire libre durante un eclipse solar total.

– Antes del estreno americano de Trainspotting (1996) los primeros 20 minutos de la película tuvieron que volver a ser doblados para conseguir que el cerrado acento escocés de los personajes fuera más inteligible.

– Kirk Douglas supo desde el principio que lo iba a tener muy difícil si quería triunfar en Hollywood con su nombre original: Issur Danielovitch. Así que decidió cambiárselo por el de Izzy Demsky.

– David Lynch quería a Molly Ringwald como protagonista de Terciopelo azul (1986), pero la madre de la actriz se sintió tan asqueada al leer el guión, que ni siquiera permitió que las páginas llegasen a manos de Ringwald. El papel fue a parar a Laura Dern, que anteriormente había asistido al cásting para interpretar a Claire en El club de los cinco (1985), personaje que lanzó a la fama a Molly Ringwald.

– Al ver fragmentos de El forajido (1943) durante el rodaje de la película, el productor de la cinta, Howard Hughes, se quejó de que no se estaban aprovechando suficientemente en escena los pechos de la protagonista, Jane Russell, así que decidió diseñar personalmente el primer sujetador de copa de la historia.

– Durante el rodaje en Londres de El príncipe y la corista (1957), Marilyn Monroe estuvo acompañada en todo momento de su instructora personal del Método en el Actor’s Studio, Paula Strasberg. Antes de una gran escena, un técnico de sonido pudo oír a la tutora susurrando frases a la actriz para que se relajase: “Piensa en cosas reconfortantes. Piensa en la Coca Cola y en Frank Sinatra”.

– Christian Bale basó en Tom Cruise algunos de los elementos de su interpretación de Patrick Bateman en American psycho (2000), ya que le fascinaba la intensa amabilidad del actor en contraste con la profunda frialdad de sus ojos.

– Después de que Clark Gable se quitase la camisa en una escena de Sucedió una noche (1934), la venta de camisetas en Estados Unidos bajó un 75%.

– Entre 1995 y 2002 Pierce Brosnan tuvo prohibido por contrato aparecer en esmóquin en cualquier otra película en la que no interpretase a James Bond.

– La espectacular canasta de Sigourney Weaver en Alien: Resurrección (1997) no fue trucada de ningún modo; la actriz realmente lanzó la pelota de espaldas colándola en el aro limpiamente.

aliens

– Durante el rodaje de Con faldas y a lo loco (1959), Tony Curtis no era capaz de mantener la voz aguda que requería el personaje de Josephine, por lo que todas sus líneas como mujer tuvieron que ser dobladas por otro actor.

– Steven Spielberg se negó a recibir un salario por el rodaje de La lista de Schindler (1993), ya que consideró que sería un dinero manchado de sangre. Asimismo, cuando Spielberg finalizó sus estudios universitarios en 2002 tras un hiato de 33 años, entregó dicha película como proyecto de fin de carrera.

– Hasta 2010 el beso que ostentaba el récord del más largo en la historia del cine era el que se dieron Regis Toomey y Jane Wyman en You’re in the Army now (1941), que duró tres minutos y cinco segundos. El estreno de la película Elena Undone (2010) subió el listón hasta los tres minutos y 24 segundos.

Clerks (1994) está basado libremente en La Divina Comedia, de ahí que el protagonista se llame Dante y que haya nueve segmentos diferenciados en la narración, que se corresponden a los nueve anillos del infierno descritos por Dante Alighieri.

– El baile de Buffalo Bill no estaba incluido en el primer borrador de El silencio de los corderos (1991), a pesar de que sí aparece en la novela. Finalmente se decidió añadirlo al metraje ante la insistencia de Ted Levien, quien pensó que la escena era fundamental para definir el carácter del personaje.

– Fidel Castro apareció como extra junto a Esther Williams en Escuela de sirenas (1944).

– En American Beauty (1999), Kevin Spacey decidió por su cuenta lanzar el plato de espárragos contra la pared durante la escena de la cena, y no al suelo, como estaba previsto. Las reacciones de Annette Bening y Thora Birch son totalmente reales.

– Casi 300.000 extras participaron en la escena del funeral de Gandhi (1982), todo un récord en la historia del cine.

– El término ‘paparazzi’ se acuñó gracias a La dolce vita (1960): Paparazzo era el nombre del fotógrafo que perseguía a las celebridades en la película.

– Para grabar el sonido de la ovación al personaje protagonista en Espartaco (1960), Stanley Kubrik hizo que grabaran un partido de fútbol americano de los Spartans, pertenecientes a la universidad estatal de Michigan, en el Spartan Stadium.

– El rodaje de In the mood for love (2000) se alargó durante 15 meses; a una semana de su estreno en el festival de Cannes Wong Kar Wai todavía estaba rodando la escena final y editando la película al completo.

– Nicolas Cage fue la primera opción de Universal Pictures para interpretar a John Bender en El club de los cinco, pero los productores no tenían suficiente presupuesto para pagar su salario. El papel fue a parar entonces a John Cusack, que fue remplazado por Judd Nelson unas semanas antes de comenzar la producción. John Hughes casi despidió a Nelson a mitad del rodaje por la actitud negativa del actor hacia Molly Ringwald. Fue Paul Gleason quien convenció al director de que Nelson era un gran actor y simplemente estaba tratando de mantenerse dentro del personaje en todo momento.

– Durante el rodaje de Mi dulce geisha (1962) el maquillador Shu Uemura utilizó gelatina anticonceptiva para rediseñar las mejillas de Shirley MacLaine y conseguir que así parecise más japonesa.

Artículo publicado originalmente en La Vaca de Twister el 11 de marzo de 2014.

Periodismo | Comunicación | Social Media

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *