Un Halloween para cinéfilos

Terror, sangre, suspense… y cine, mucho cine

Se acerca ya el 31 de octubre y Halloween está a la vuelta de la esquina. Si entre tus planes este año no está disfrazarte de algo sangriento, mutilado, terrorífico o perturbador, quizá es que seas de los que prefieren pasar esa noche viendo películas de terror.

Entre las opciones presentadas para este año, Cabin in the woods era sin duda una de las mejores. Por desgracia, a pesar de cosechar muy buenas críticas en el festival de Sitges de este año y de tener fecha de estreno prevista para el 26 de octubre, la productora de la película, Vértice Cine, ha tomado la polémica decisión de no estrenarla en cines, sino directamente en DVD. Una pena, porque se perfilaba como una de las mejores películas para la noche de Halloween.

Entre el resto de estrenos de estos días y como preparativo para Halloween, tenemos ya en cartelera Frankenweenie, la última propuesta de cine de terror para niños de Tim Burton. Paranormal Activity 4 (increíble pero cierto) se estrena el día 19 de octubre, y Scott Derrickson, director de El exorcismo de Emily Rose y el remake de Ultimátum a la Tierra, estrena en España la misma noche del 31 de octubre Sinister, con Ethan Hawke a la cabeza.

Pero si eres carne de videoclub y lo tuyo es organizar una maratón especial Halloween en casa, aquí tienes algunas propuestas, dependiendo de cuál sea tu situación o de lo que prefieras ver.

Si tienes niños

  • El retorno de las brujas (1993)

Quizá una de las mejores películas de Halloween para niños con todos los elementos más clásicos y hollywoodienses: brujas, gatos negros, zombies, hechizos, calabazas y el típico ‘truco o trato’. Bette Midler, Sarah Jessica Parker y Kathy Najimy interpretando a unas brujas malísimas pero divertidísimas que además cantan I put a spell on you como nadie.

  • Gremlins (1984)

Realmente ésta debería estar también en la lista de mejores películas navideñas, pero desde luego es una gran opción para una noche de Halloween con los más pequeños de la casa. Su sentido del humor negro marcó a toda una generación, que además se enamoró de una jovencísima Phoebe Cates por el camino.

Si estás en la edad del pavo

  • Scream (1996)

Adolescentes y sangre siempre ha sido una buena mezcla. Sin duda la causante de la fiebre por el cine de pseudo-terror adolescente que surgiría a partir de su estreno. Si sus secuelas fueron más bien flojas, Scream 4 logró, sorprendentemente, recuperar el pulso del primer título de la saga.

  • Carrie (1976)

Una adolescente torturada por sus compañeros de clase que decide vengarse de ellos cuando le gastan una broma al elegirla reina del baile de fin de curso. La telekinesis de Carrie la convirtió en un clásico con muy mala leche. En 2013 se estrena un remake con Chloë Grace Moretz como protagonista.

Si buscas algo con sentido del humor (o con zombis)

  • Zombies party (2004)

Si tienes en una película a Simon Pegg y a Nick Frost sabes de antemano que el resultado va a ser gamberro y divertido, en este caso con una vuelta de tuerca al apocalipsis zombi. ¿Lo mejor de la película? Elegir con qué discos de vinilo se puede matar a un zombi y con cuáles no.

  • Bienvenidos a Zombieland (2009)

Surrealista y divertida. Terrorífica más bien poco, pero realmente es lo de menos. Con un Woody Harrelson inspirado en busca del último Twinkie sobre la faz de la tierra, una Emma Stone que enamoró a hombres y mujeres por igual y un Jesse Eisenberg adorable en su ineptitud total ante todo. Sin olvidarnos del cameo sorpresa, claro…

Si buscas algo diferente

  • El proyecto de la bruja de Blair (1999)

Falso documental que nos asustó y mareó a partes iguales. Todo un fenómeno cuando se estrenó porque nunca se había visto algo así en los cines antes: una película que sin mostrar nada te aterrorizaba hasta la médula. Nos hizo dudar a muchos de si la historia era cierta o sólo una campaña de marketing muy bien montada…

  • The Rocky Horror Picture Show (1975)

Mezclar en una coctelera A Wong Foo, ¡gracias por todo! Julie Newmar (1995), los musicales, Las aventuras de Priscilla, reina del desierto (1994), Transilvania y la cultura underground de los 70. El resultado es una película divertida y alocada con un Tim Curry como nunca se le ha vuelto a ver.

Si buscas ciencia-ficción

  • Alien, el octavo pasajero(1979)”En el espacio nadie puede oír tus gritos”. Simplemente el tagline de la película ya pone los pelos de punta. Terror, suspense y una sensación de claustrofobia constante es lo que nos ofrece una de las mejores películas de ciencia ficción de la historia, la que rompió moldes y se atrevió a hacer lo que nadie había hecho antes.

  • La mosca (1986)

A pesar de ser un remake de una película de 1958, Cronenberg es capaz de hacer la historia suya y llevar a la pantalla el horror de una manera inimaginable, con una ambientación y un maquillaje que parecen sacados de una mente enferma. Esta película es eso y más, pero sobre todo es una historia del amor y de la naturaleza del ser humano.

Si buscas un clásico

  • Psicosis (1960).

Una banda sonora que nos anticipa en cada escena lo que estamos a punto de ver, un guión brillante, unos protagonistas en la cumbre de su carrera y una escena final sublime. No hace falta más para animarse a ver esta película. El año que viene podremos ver en Hitchcock cómo fue la aventura de rodar la mejor película de terror de la historia.

  • El resplandor (1980)

Polémicas sobre el doblaje al español aparte y dirigida de manera magistral por el siempre sorprendente Kubrick, se ha convertido en uno de los clásicos del cine de terror. Los interminables pasillos, el ascensor lleno de sangre, las gemelas o el terrorífico descenso hacia la locura de Jack ya son parte de la cultura popular.

Si buscas algo paranormal

  • El exorcista (1973)

Una película que se adelantó a su tiempo de muchas maneras y que décadas después sigue poniendo los pelos de punta a todo aquel que la ve por primera vez. Una banda sonora icónica y unas interpretaciones que rayan la perfección. Imposible ver una foto de Linda Blair y que no te dé mal rollo.

  • La semilla del diablo (1968)

Terror psicológico al máximo nivel. Cierto es que hay elementos sobrenaturales, pero el verdadero horror de la película es que Rosemary es el centro en el que convergen el egoísmo y el egocencentrismo de un marido ambicioso y de una comunidad que vecinos que nadie querría para sí, la del tristemente famoso edificio Dakota en Nueva York.

(Imagen: flickr.com/photos/70205317@N02/8085480204/in/pool-344222@N24/)

Artículo publicado originalmente en Paperfront Magazine el 17 de octubre de 2012.

Periodismo | Comunicación | Social Media

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *