Una ruptura en clave de cuento

El cuento de dos versos separados por un único uni-verso

La joven compañía valenciana CanallaCo Teatre vuelve a los escenarios con ‘No estamos together’, una producción propia escrita por Nacho López Murria que nos acerca al proceso de recomposición que sigue a una ruptura sentimental. Sam (Nacho López Murria) y Eme (Laura Salcedo) son artistas y también son expareja. No saben qué es más difícil, si rehacer su nueva vida separados o caer en las garras de la melancolía. Lo que sí que tienen claro es que, para avanzar hay que relacionarse. Relacionarse está bien. O eso dicen. No estamos together, contado a modo de comedia y con una frescura muy actual, es el cuento de cómo dos seres indefensos y estridentes que se quieren intentan superar su ruptura adaptándose a la vida en ‘soledad’. Y decimos ‘soledad’, entre comillas, porque no están solos. Los dos, irán cubriendo sus necesidades, encontrándose con otros personajes, de los cuales, aprenderán que estar solos, no es tan malo como nos la pintan. Tras el estreno en febrero del año pasado de Azul #15, CanallaCo vuelve al Espacio Inestable de Valencia con esta historia sobre la ruptura de una joven pareja de artistas que intenta rehacer su vida por caminos distintos. La obra está protagonizada por Laura Salcedo, María Zamora, Nacho López Murria, Jaime Vicedo y Helena Font, pertenecientes a la nueva cantera de jóvenes actores de la ciudad. Para la puesta en escena, la compañía se ha rodeado de un equipo de artistas plásticos encabezado por la fotógrafa Amparo Balsas, que, junto a dos de los ilustradores valencianos de actualidad, Mikko y Belén Segarra, se han encargado de construir el imaginario de esta historia para jóvenes y mayores en clave de ‘cuento’. Además, la obra va acompañada de una exposición de fotografía e ilustración en el hall del teatro a cargo de estos tres artistas plásticos.

Ahondando en el proceso de creación Hablamos con Nacho López Murria, hombre orquesta donde los haya, que escribe, dirige y protagoniza

Ya no estamos together. ¿De qué manera cuenta la obra la ruptura de una pareja? ¿Cómo aborda ese emprender de nuevos caminos por separado?

Pues lo aborda un poco desde la conexión que tienen todavía la pareja de Eme y de Sam. Una conexión que se desarrolla con diálogos mentales entre ellos, un poco como lo que siempre quisiste decirle a tu pareja y nunca lo hiciste. O seguir contándole tus problemas pero sin que esa persona esté ahí para escucharte. Aún estando todavía atados a la ausencia o al recuerdo, intentan reponerse y por eso, tanto Eme como Sam, emprenden sus nuevas vidas relacionándose con los personajes de María Zamora, Helena Font y Jaime Vicedo, que no son sus amigos o pertenecen a su entorno personal, lo que hace que todavía sea más raro. Una parte importante de la historia era poder contarla sin dar más información de la que se muestra en la obra, por eso desconocemos datos de su relación. Es casi un borrón y cuenta nueva, o al menos un intento de principio.

La obra cuenta una historia en clave de ‘cuento’ . ¿En qué sentido?

Creo que la estética, la ambientación, elementos y momentos (que no puedo nombrar, y que creo que es mejor que sean sorpresa) que dentro de una historia naturalista, rompen para entrar en un pequeño universo muy particular. Desde un principio esa era la propuesta. Además, el personaje de Eva (María Zamora), lleva un poco la batuta de narradora/guía que inicia la presentación de personajes, para luego ir metiéndose con mucho morro, dentro de las vidas de Eme y de Sam. Hay algo de artificio y de ventanas con vida propia. El punto fuerte era ese, buscar un estilo y que esperemos que enlace con el siguiente proyecto que estrenamos en junio, La caída del chico inerte, escrita por Rafa Segura, manteniendo un hilo conductor a través de la ambientación.

¿Qué aporta a la obra el trabajo de Amparo Balsas, Mikko y Belén Segarra ? ¿Teatro y artes plásticas se complementan fácilmente?

Cada uno de ellos se ha llevado a su terreno y a su propio imginario el material escrito. Cada uno de ellos tiene un estilo muy concreto, una manera de hacer muy personal. Era muy peligroso combinar tres puntos de vista tan distintos, pero con tantas cosas en común, más el punto de vista que se iba a enfocar desde la dirección, queríamos que todo ese batiburrillo tuviera una coherencia lógica. Como ya he comentado, ese universo que hemos querido contar y enseñar al público, se ha hecho mucho más grande. Cada personaje ha sido creado y cuidado con cariño y con mucho cuidado. Eme y Sam tienen un mundo individual que hace que el espectador pueda entrar en sus espacios y ponerse en la piel de los protagonistas. Para mí, y creo que para el resto de la compañía, es muy importante que el público empatice con los personajes. Sinceramente, no ha sido fácil la complementación, no porque sean dos vertientes diferentes, eso no tiene nada que ver. Una escenografía es creada por un escenógrafo que a fin de cuentas, es un artista plástico. Lo que pasa es que el juego en equipo a veces es muy sencillo, pero cuando las cosas se complican, el resultado final no siempre es el esperado. Merece la pena las horas sin dormir, las mil reuniones para tomar decisiones, las llamadas con el escenógrafo, Migue Soriano, etc.

Para la banda sonora habéis contado con dos grupos musicales nacionales (Giménez & Hijos, Mamut) y tres internacionales (Frozy, Fenster, Avi Buffalo). ¿Cómo es el proceso de conformar una banda sonora que esté en sintonía con el tono de la obra?

A veces tienes la canción y ni siquiera tienes acabada o empezada la historia. Pero en tu cabeza esa melodía crea una situación, una acción o una escena. La verdad es que disfruto mucho buscando o dejándome llevar por las épocas en las que escuchas insistentemente el mismo disco durante horas mientras estás escribiendo. En este caso, y aunque hayan cinco grupos distintos (Mamut, Giménez & Hijos, Frozy, Fenster y Avi Buffalo), creo que la compilación tiene la misma dirección y verla con las escenas ya montadas es increíble cómo se mezclan. Agradezco de corazón que todos los grupos hayan puesto tantas facilidades para participar en el proyecto.

¿De qué manera afecta la crisis actual al mundo del teatro? ¿Se cuenta con apoyos suficientes?

Afecta a todos los niveles. El aumento del 21% del IVA en el precio de las entradas provoca que se pierda público. A nosotros también nos suben el IVA cuando declaramos por nuestro trabajo, por lo tanto es la pescadilla que se muerde la cola. Nadie gana, o bueno, ganan los que todos sabemos que ganan. Así que, es otra muralla a favor de la anticultura de este país. La manera en que difuminan el arte para atontar al pueblo. Nunca se ha prestado atención como se merece a la música, la pintura, la danza o el teatro que nace de aquí. Por eso siempre ha estado ese halo de desinformación cultural. En resumen, no hay apoyos. Y los apoyos o ayudas que hay, los reciben los mismos. No hay un paso generacional o una renovación cíclica en base al sistema.

Representaciones en Espacio Inestable (C/ Aparisi i Guijarro, Nº 7, Valencia)

  • Jueves 4 de abril a las 20.00 h.
  • Viernes 5 de abril a las 20.00 h.
  • Sábado 6 de abril a las 18.00 h. y a las 20.00 h.
  • Domingo 7 de abril a las 18.00 h- y a las 20.00 h.

Entradas y reservas en:

Artículo publicado originalmente en Paperfront Magazine el 2 de abril de 2013.

Periodismo | Comunicación | Social Media

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *