Unas vacaciones de cine

Con la llegada del calor sofocante del verano, os invitamos a viajar con nosotros a destinos muy cinematográficos de la mano de Liv Tyler, Russell Crowe, Julie Delpy, Colin Farrell o Guy Pearce. ¿Os venís?

Viena – ‘Antes del amanecer’ (1995)

antes del amanecer

Creo sinceramente que es la mejor publicidad que se le pudo hacer al InterRail: viaja en tren por Europa y enamórate apasionadamente en apenas unas horas. Nunca un paseo por Viena fue tan romántico y tan enriquecedor como en compañía de Jesse y Celine. Si queréis seguir los pasos de la pareja por la capital austriaca, aquí podéis encontrar una guía más que detallada.

Brujas – ‘Escondidos en brujas’ (2008)

in bruges

A pesar del odio visceral que el personaje de Colin Farrell siente por “la puta Brujas” (“Si yo hubiese crecido en una granja y fuera retrasado, Brujas podría impresionarme. Pero no lo hice, así que no me impresiona”), esta película de gángters malhablados y ajustes de cuentas es una sucesión de rincones encantadores en esta ciudad medieval que parece sacada de un cuento de hadas.

Provenza francesa – ‘Un buen año’ (2006)

un_buen_ano

Ridley Scott nos tiene acostumbrados a alternar una película buena (o al menos decente) con una tirando a normalilla. Un buen año fue un intento bastante fallido de repetir el exitoso tándem Scott-Crowe, pero al menos nos dejó una película que se recrea en la sencillez de la vida en la Provenza, un lugar en el que parece que el vino sabe mejor y las mujeres son más bellas.

Toscana italiana – ‘Belleza robada’ (1996)

belleza robada

Belleza robada no sólo contiene una de las escenas eróticas más maravillosas del cine, sino que además es un canto de amor a la belleza y a la libertad de los días de sol y excéntrica compañía de una chica joven en un momento de vulnerabilidad y confusión emocional. Si a todo eso le sumamos los impresionantes paisajes de la Toscana, tenemos una película redonda.

Australia – ‘Las aventuras de Priscilla, reina del desierto’ (1994)

priscilla reina del desierto

La opción fácil hubiese sido optar por Australia (2008), que, aunque flojea mucho a nivel argumental, es una epopeya preciosa sobre el paisaje australiano. Aun así, nos quedamos con esta historia del drag-queens y transexuales embarcados en un viaje inolvidable a bordo de Priscilla, un autobús color lavanda. Imperdible ver a Terence Stamp, Hugo Weaving y Guy Pearce moviendo el culo al ritmo de ABBA.

Artículo publicado originalmente en La Vaca de Twister el 8 de julio de 2013.

Periodismo | Comunicación | Social Media

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *